Síndrome braquicefálico canino

Ver más artículos

Las razas braquicéfalas han adquirido gran popularidad en los últimos años. Las más conocidas son el Bulldog inglés, Bulldog francés, Pequinés, Shih-tzu, Boxer, etc. Estas razas tienen la característica de tener una cara y nariz acortada; y un ensanchamiento del cráneo, lo cual está relacionado con varías anomalías obstructivas de las vías respiratorias. Estas anomalías son:

  • Estenosis en la apertura nasal
  • Turbinados nasofaríngeos rostrales y caudales
  • Paladar blando elongado y engrosado
  • Laringomalacia
  • Eversión de las tonsilas
  • Eversión ventricular laríngea
  • Pólipos laríngeos
  • Traqueomalacia

Estas anomalías pueden presentarse de forma independiente o varías a la vez, produciendo una obstrucción de las vías aéreas altas, lo que conlleva a una deficiencia en la ventilación pulmonar y un déficit en la termorregulación. Este último es un factor influyente a que estas razas sufran de golpes de calor. Los principales signos clínicos de obstrucción respiratoria superior son: ronquidos, jadeo, disnea, cianosis, intolerancia al ejercicio, síncopes y tos con flemas.

Además de este síndrome respiratorio, estas razas también sufren de problemas digestivos, que conllevan a un retardo en el vaciamiento gástrico, lo que significa que el alimento se queda mayor tiempo en el tubo digestivo, principalmente en el esófago y el estómago. Produciendo como principales signos clínicos: regurgitación, vómito, hipersalivación y disfagia. Los problemas digestivos comúnmente observados son:

  • Hernias del hiato
  • Desviación esofágica
  • Esófago redundante
  • Atonía del cardias
  • Hipertrofia antral pilórica

En la actualidad gracias a los avances en la endoscopía veterinaria, muchos estudios muestran una alta correlación entre los problemas respiratorios y gastrointestinales. Y se ha demostrado que corrigiendo quirúrgicamente los problemas respiratorios mejoran los síntomas clínicos digestivos. Por lo tanto es muy importante el diagnóstico y el tratamiento a temprana edad para mejorar la calidad de vida de nuestras mascotas.